De la Desobediencia a la Gobernanza

Desobediencia Civil

Por _ecardo5o

Hay muchas formas de entender qué son las DAO y la que me parece más adecuada es la que parte del principio de la desobediencia civil más simple, más directa, pura y cruda. Esta desobediencia solo es posible por las herramientas tecnológicas que tenemos hoy para reunir a personas que están en diferentes jurisdicciones, pero que de hecho aceptan seguir ciertos ritos de Gobernanza.

Pero las DAO son estructuras mucho más transparentes que cualquier otra forma tradicional de organización. Su principio es el de la libre adhesión. Y el código es en definitiva su Ley.

Si bien existen varios obstáculos legales comunes al mundo democrático (principalmente vinculados a la libertad de expresión, derechos de propiedad, libre asociación y organización), aún así permiten que las DAO realmente existan como una forma de Hack en el sistema organizativo actual.

En otras palabras, no hay forma de combatirlos sin romper una serie de otros principios fundamentales como son los Derechos Humanos. 

Al mismo tiempo, no hay manera, por los medios tradicionales, de generar un consenso legal sobre todo esto y aplicarlo en forma de un gran acuerdo internacional que estandarice el entorno empresarial en el mismo ámbito que operan las DAO. Y por más que se intente, siempre habrá una puerta de emergencia abierta y dispuesta a apoyar los movimientos migratorios, que también significan transferencias de capital, conocimiento y tecnología.

Hoy el mundo está cada vez más dividido y un tema tan complejo como la existencia y legitimidad de este nuevo modelo termina convirtiéndose en una agenda no prioritaria. Esto se ve reforzado por el continuo debilitamiento del debate público promovido por la lógica maniquea de las redes sociales basadas en tecnologías WEB2. Sus algoritmos dominan las narrativas y transforman nuestra política en algo totalmente desconectado de las verdaderas prioridades de los Estados Nacionales. 

Todos estos factores sumados (o incluso multiplicados) acaban creando un entorno propicio para el crecimiento de las DAO como nuevo paradigma organizativo viable.

Pero también hay otro aspecto que es importante señalar. Todo este movimiento es también una alternativa para diluir el riesgo de la innovación en un mundo tan complejo y volátil como el que tenemos hoy. Aquello está, de alguna manera, en consonancia con la lógica general sobre el progreso y la ganancia.

Algunos capitalistas del mercado tradicional ya se han dado cuenta de la fuerza de este nuevo mundo de DAOs y están comenzando a dar sus primeros pasos para experimentar lo que son. Poco a poco están literalmente poniendo sus Skins in the Game. Y para eludir los aspectos legales, están encapsulando criptoactivos dentro de otros productos financieros gestionados de forma pasiva, como los ETF, por ejemplo.

Cuando hacen eso, están, en cierto modo, respaldando este nuevo sistema. Haciéndolo entrar en su mundo regido por la lógica de la protección del inversor. Y el efecto de esto es, de hecho, una forma de democratizar el acceso del público en general a proyectos que antes solo estaban disponibles para venture capitalists, angels y otros inversores calificados.

En definitiva, es un gran movimiento generacional que en realidad está creando una guerra silenciosa que definirá muchas cosas en el siglo 21. Ahora tenemos un mundo con miles de millones de personas conectadas, que utilizan tecnologías cada vez más independientes de las grandes inversiones estatales y que forman parte de una inmensa masa consumidora e informada. Y la duda que se cierne sobre todo esto es hasta qué punto nuestros Estados Nacionales son conscientes de sus debilidades frente a esto.

Y en medio de esta inercia, las DAO han ido metiendo una pajita en el cuello del capitalismo tradicional y año tras año drenan recursos cada vez más importantes. Si el paradigma del siglo XX fue el petróleo, éste será el uso de la electricidad. Pero no solo la energía bruta que enciende nuestras luces y mueve nuestras ciudades.

Sino que, principalmente, aquella que logramos afinar y con ella expresar valores inmutables y registros históricos. Y en el centro de todo están las DAO. No hace falta ser un científico espacial para entender adónde va todo esto en 20 años. Y cuando finalmente nos demos cuenta de estos efectos, el mundo ya será otro.

_ecardo50 es Periodista, Publicista, Director Creativo y Business Planner premiado en Brasil y en el exterior. Actualmente se desempeña como embajador de Polkadot / Kusama, fundador de Coletivo Artístico Cartel Construções, miembro de las juntas directivas de 21mBulls y GLMR Apes (colección líder en ventas de NFT en la red Moonbeam). También es Representante en Brasil del Grupo Cadena (creador del proyecto DOTSAMA Adventures).

Una respuesta a “De la Desobediencia a la Gobernanza”

Deja un comentario Cancelar respuesta